Me presento

Mi foto
Algarrobo, Chile
Esta soy yo, con mis realidades y fantasías contadas en pequeñas narraciones al más puro estilo de mi persona. Nacida una tarde de Enero de 1990(Acuario), en Santiago de Chile. Estudiante de odontología. Amante del arte, la música y la fotografía. Soñadora, apasionada, testaruda… Los invito a que lean mis escritos, creo que reflejan de alguna forma mi modo de pensar, sentir y palpar mis vivencias.

Siganme los buenos !

15 mayo, 2011

Sopa con sabor a lagrimas

omg, awesome, bandana, beautiful   
     Sorbeteaba la sopa que mi madre me había preparado, hervía aun en el ancho plato de bajo fondo, era de un color blanquecino, cremoso, homogéneo... en su superficie tenía unos pequeños adornos dados por el cilantro. Se veía sabrosa, pero la verdad, es que no sabía a nada, a nada parecido a una sopa, mas bien,  era insípida, pero tenía algo que me hizo identificar su sabor, era a lagrimas... Lagrimas de pena, de soledad, de un corazón roto. Sorbeteaba por inercia, quizás por hambre o simplemente por descubrir el porqué de ese sabor, lo pude identificar porque ya había experimentado esa sensación anteriormente. En ese instante, recordé esa lluviosa tarde de Abril, en un pequeño restaurante de la ciudad, ese día había ordenado a la mesera  que me trajera  la “sopa de la casa”. Mientras esperaba el pedido leía Las Ultimas Noticias, una voz familiar perturbo mi lectura, levante la vista con timidez, y lo vi, mi corazón se paralizo en un segundo, era hermoso, era ni nada mas, ni nada menos que mi ex novio, y fue una doble sorpresa cuando vi su aspecto. Cuando lo conocí hace 7 años atrás, tenía el pelo largo y usaba barba,  siempre andaba con los mismos pantalones sueltos que impedía saber  el lugar exacto de su trasero. No usaba perfumes y de vez en cuando el desodorante. Me reconoció, quizás vio mi cara de impresión, trate de ignorarlo, pero era tarde. Se arrimo a mi pequeña mesa.
- Que tal, Te puedo hacer compañía? Me dijo mirándome fijamente a los ojos.  Yo asistí con la cabeza positivamente. Lo mire  y solo atine a decir un “hola Jorge”, luego tome aire y continúe diciendo con la voz algo temblorosa,  hace mucho que no había tenido noticias tuyas,  estas cambiado, señale.                   
 – Espero que sea para mejor el cambio!  Exclamo con una leve carcajada, Tú sigues igual de regia que siempre-. Sonroje de inmediato, en ese instante llega la camarera con la sopa.  El vapor golpeo mi rostro, se ve apetitosa dijo él con una suave sonrisa.
Como había cambiado, pensé,  ahora se veía que se preocupaba por su físico más que nunca, andaba con una camisa blanca, y pantalones beige, nunca lo imagine usando esa ropa, ese peinado tan engomado y corto y solo conservaba los bigotes de la frondosa barba de esos años aquellos. – ahora trabajo en una agencia de seguros de autos, por eso ando vestido así, me dijo como si hubiese adivinado lo que estaba pensando.  Luego, continuo diciendo,  me case hace 6 meses con la Luisa. Al  pronunciar ese nombre sentí como mi cara se desfiguro. Luisa había sido una gran amiga mía cuando estaba con él, creo que gracias a mi ella lo conoció, incluso un par de veces salimos los tres a tomarnos unas copitas en algún pub de Santiago. Había jurado, que se encontraba en el extranjero, había perdido el contacto  hace como 4 años con ella y trate de buscarla en facebook pero nunca la halle. ¿Cómo no me di cuenta antes?, quizás el me había estado engañando con ella, quizás  Luisa fue la causante de nuestra ruptura… Jorge noto mi nerviosismo y  nuevamente, como si leyera cada pensamiento que pasaba en mi cabeza me dijo,  Luego que Luisa volvió de España, nos juntamos a recordar viejos tiempo y como ella se había alejado por tanto tiempo de estos lugares, era el  único amigo que mantenía contacto, nos veíamos todos los días, comenzamos a salir y bueno, como nos conocimos tan bien y como también estábamos soltero y ya el tiempo se nos iba entre los dedos,  decidimos irnos a vivir juntos, Luisa se embarazo y decidimos contraer matrimonio. No creas Sofía que tuvimos algo cuando nosotros estábamos juntos, tu sabes que siempre te fui fiel y te quise mucho, eres una gran mujer... En ese momento, sentí una tristeza tan fuerte, que mis oídos hicieron caso omiso a lo que siguió diciéndome, veía como articulaba palabras que para mí no tenían sentido alguno. Siempre tuve la sensación que volveríamos algún día, siempre pensé que él era el amor de mi vida, un amor que había sido arrebatado por mi mejor amiga de juventud.  Lo mire y solamente escuche - Sofía me estás oyendo?, asistí con la cabeza. –Bueno,  fue un gusto haber platicado contigo, pero ahora me tengo que ir, Luisa me está esperando en casa- . Me beso en la frente y se marcho, veía como se alejaba esa ancha espalda y su brillante cabellera azabache. Cuando estábamos juntos, pensé, no se arreglaba, no se preocupaba tanto por verse y lucir bien, de usar un buen perfume. Cuando estábamos juntos era más feos. Pero aun así… (Comencé a revolver la sopa ya fría y una lágrima resbalaba hasta caer sobre ella)… Aun así, confieso, lo había amado.
Cerré los ojos y al abrirlos, seguía en mi habitación con la sopa intacta sobre mi cama. La deje a un lado, creo que por hoy, me iré a preparar unas tostadas.                                

8 comentarios:

tusojosmisalas dijo...

holaa Eve excelente historia me encnato leerla...sabes me recordo una publicidad q daban hace tiempo, era de una sopa y decia algo asi mal de amores para la mesa 4 creo...buena historia :)
un abrazooo
David.V.

galmar dijo...

Qué triste,

Nerea dijo...

Preciosa... y triste.
Un besazo :)

fergie dijo...

pero que creacion tan mas bonita!! realmente me gusto!
y que paciencia de esa mujer, yo si fuera ella ya le hubiera aventado la sopa al tipo en la cara o algo parecido!jajaja!!
me dio pena,y lo peor es que cosas como esas ocurren todos los dias...
en fin...

besitos Ü

galmar dijo...

gracias a ti por tu comentario :) un besoteeee

aiLU dijo...

Si lo escribiste vos, escribis HER MO SO! unbeso linda!

Anónimo dijo...

Hola Eve que buen escrito es una historia triste pero esta muy bien escrita, me atrapo de principio a fin espero que sea solo pensamiento de escritora amiga y no sea tu historia verdadera pues sería muy triste, pero es buenisima me gusto mucho.
Un gran abrazo que tengas un bello domingo.
Gladys.

Julio Díaz-Escamilla dijo...

Siento que a la sopa le faltó algún condimento. Siento que a los personajes les faltó algo que decir aislando al narrador. Siento que he dado con un buen sitio. Siento que voy a quedarme aquí un largo tiempo -siempre que no me sirvan sopa-.
Un abrazo.